Génesis- Vaerá פרשת וארא בספרדית

Génesis-  Vaerá

וַיֵּרָא אֵלָיו יְהוָה בְּאֵלֹנֵי מַמְרֵא וְהוּא

 יֹשֵׁב פֶּתַח הָאֹהֶל כְּחֹם הַיּוֹם (בראשית פרק יח)

(“Y estaba sentado delante de la entrada de la tienda, cuando calentaba el día” (Génesis - , Vaerá

Escribió el “Baá’al HaTurim”: “Dicen nuestros Sabios, que nuestro Patriarca Abraham llega al infierno y a todo circunciso que ve, lo saca de allí. No obstante, aquel que pecó con una mujer no judía y no volvió en teshuvá, el Patriarca Abraham no lo saca porque no ve su Berit Milá, ya que el Berit se le borra. Por consecuencia, lo deja en el infierno

ברית אברהם

El pacto de abraham

Nos aclara el Midrash Rabá VaYerá que todo el propósito del Berit Milá en la tierra, es para cuidarlo durante toda la vida y no violar el pacto. Dijo Rabí Leví:, en “En el futuro, el Patriarca Abraham estará sentado ante la entrada del infierno y no permitirá el ingreso a ningún hombre judío circunciso. Y aquel que pecó demasiado (en incesto con relaciones sexuales prohibidas, y no volvió en teshuvá), ¿qué hará con él? Quitará el prepucio de bebés que murieron antes de la circuncisión y los colocará sobre los pecadores, ; recién entonces, les dejará entrar al infierno.

שָׁלַח יָדָיו בִּשְׁלֹמָיו חִלֵּל בְּרִיתוֹ (תהילים נה כא)

Tendió la mano sobre sus amistades profanando el pacto” (Salmos 51-:21)

Y tú, Querido lector, tú que eres Hijo del Pueblo de Israel, observa el mérito que tienes, que el Patriarca Abraham personalmente, se ocupa de sacar a todo el circunciso del infierno, pero siempre y cuando haya cuidado y respetado la santidad del Pacto durante su vida

Está escrito en las enseñanzas del Santo Arízal con respecto a ese Midrash sobre el versículo “Y se presentó Di-s delante de él, en Aloné Mamré, y él estaba sentado delante de la entrada de la tienda, cuando calentaba el día”.”. “Cuando calentaba el día”, nos explican nuestros Sabios que el Todopoderoso sacó al sol de su cobertura: se refiere al infierno. Y Abraham “está sentado delante de la entrada”, es decir, de la entrada del infierno. Por lo tanto, desde ese entonces, todo aquel que sea circunciso y haya cuidado del Pacto, él lo protege que evitando que sea ingresado allí

Nuevamente comprobamos, a través de este Midrash, que el Todopoderoso quiere que todos se hagan la circuncisión, pero, paralelamente, que no violen el Pacto con relaciones sexuales prohibidas incestos y demás prohibiciones

עֹבְרֵי בְּעֵמֶק הַבָּכָא מַעְיָן יְשִׁיתוּהוּ גַּם בְּרָכוֹת יַעְטֶה מוֹרֶה (תהילים פד ז')

"Aquellos que pasan por el valle de penurias, en un manantial lo convertirán, y la lluvia temprana lo viste de bendiciones"”.

(Salmos 84-:7)

Está escrito en el Talmud (tratado de Eruvín 19-1a) sobre este versículo:

Aquellos que pasan”: son los hombres que pasan por sobre los mandamientos de Di-s.

Por el valle”: por el valle del infierno.

De penurias”: que lloran por las penas que sufren.

Lo viste de bendiciones”: que aceptan el castigo diciendo, : “Di-s Todopoderoso, bien has juzgado, bien has premiado y bien has castigado. Bien has designado a los malvados al infierno y a los justos al Edén.”.

Continúa el Talmud diciendo: dijo Dijo Rabí Shimón ben Lakish, respecto a los pecadores de Israel, “El fuego del infierno no los domina.”. Lo que aprendemos del tabernáculo altar de oro, que en realidad era de madera cubierto con una fina capa de oro que protegía la madera. Y aunque la capa de oro era delgada, la madera no se quemaba y el fuego no lo dominaba. Igualmente, los pecadores de Israel que están llenos de Mitzvot y buenas acciones como una granada, como dice el versículo: “Como trozos de granada, tu sien, de entre tus trenzas” (Shir Hashirim 4). Explicó Rabí Shimón ben Lakish,: “Aun los más ignorantes de tu pueblo, están llenos de Mitzvot, ¿no es obvio que eso los protegerá del infierno?”. Dijo el “‘Etz Yosef” que las Mitzvot se asemejan al oro por lo que lo protegen que el fuego del infierno no lo domine. Inmediatamente pregunta la Guemará : “¿Acaso no hemos explicado y entendido referente al versículo de “‘Aquellos que pasan por el valle de penurias..” se refiere a que si pasan por el infierno. Entonces ¿Cómo Rabí Shimón ben Lakish sostiene que el fuego del infierno no los domina?”. Responde la Guemará que respecto a lo que dice que irán al valle de las penurias es que entran al infierno por una hora. Entonces, se presenta el patriarca Abraham,  – ya que son sus descendientes, que hicieron el Berit Milá. Cuando el Patriarca Abraham ve que son circuncisos, los libera del infierno, por consiguiente, el fuego ya no los domina. Continúa la Guamará diciendo: “Salvo a una clase de persona: si mantuvo relaciones con una mujer gentil. Entonces el Patriarca Abraham, no reconoce que es judío, ya que al relacionarse con una gentil (y agrega Rabenu Yoná: y no hizo teshuvá) violó el Pacto de la Milá, por lo que no se ve el Berit. Y al no ver el Berit Milá, el Patriarca Abraham lo abandona en el infierno y no lo libera.”. Hasta aquí, las palabras de la santa Guemará.

פרשת השבוע בסוד

הבא על גויה חוזר בכלב

Sus pies fueron lacerados con grillos, y su alma fue aprisionada por hierros

Quisiéramos darte un buen consejo del Santo Arízal para evitar muchos sufrimientos en tu vida. El Talmud (Sotá 36-2b) dice: A Yosef el Tzadik, se le agregó a su nombre, una letra del Nombre de Di-s, como está escrito: “Lo constituyó como testimonio en José (bihosef - ביהוסף - literalmente “en Yosef”) cuando salió por la tierra de Egipto” (Salmos 81:6) “Él lo señaló a Yosef, por testimonio, cuando salió contra la tierra de Egipto” (Salmos 81). Pregunta el Talmud ¿por qué se le agregó una letra del Nombre de Di-s? Y responde: por el suceso que vivió con la esposa de Potifar, su amo, en Egipto. Dice el versículo:": “Y fue en ese día, que vino a la casa a hacer su trabajo” (Génesis 39). Discutieron en el Talmud Rav y Shmuel, : uno explica que su trabajo se refiere a su trabajo como empleado, mientras que el segundo sostiene que se refiere a sus necesidades, o sea mantener relaciones.(Rashi)

Continúa la Torá relatando “Y no había nadie de la gente, en la casa”, es decir que cuando Yosef llegó a la casa no había nadie allí. Pregunta la Guemará ¿Acaso se puede decir que en una casa tan enorme como la de aquel malvado, no había ni una persona? Responde la Guemará, en nombre de Rabí Ishmael, que ese día era un día festivo para los idólatras y todos se habían ido a servir a sus ídolos. La esposa de Potifar les dijo que no se sentía bien, por lo que no podía acompañarlos, mientras que en su interior calculó que no encontraría otro día ideal como ese, en el que podrá pecar con Yosef sin que nadie los vea. Inmediatamente está escrito “y lo tomó de sus ropas”. y En ese instante apareció la imagen de Yaakov desde la ventana en una visión diciendo: “Yosef, en el futuro, escribirán los nombres de todos tus hermanos y el tuyo, sobre la vestimenta del Sumo Sacerdote, . ¿Querrás que se borre tu nombre y te recuerden como tratante de prostitutas?” como está escrito “quien se junta con prostitutas, perderá su fortuna” (Mishle 28)

De inmediato dice la Guemará: ¿qué Qué pasó con Yosef? Dice el versículo “Y estará en fortaleza su arco”, dijo Rabí Yojanán en nombre de Rabí Meír que se recuperó de su excitación, y luego de este versículo sigue diciendo “y se esforzaron los brazos de su mano”, lo que nos enseña que el justo Yosef, clavó sus manos en la tierra y emergió un poco de semen de entre las uñas de sus manos. Continúa la Guemará diciendo que Yosef era digno de engendrar 12 tribus como su padre Yaakov. Como está escrito: “Y esta fue la descendencia de Yaakov, ; Yosef” ¿Por qué la Torá comparó a Yaakov con Yosef? Justamente para enseñarnos que así como Yaakov tuvo esa descendencia, igualmente debió tener Yosef la misma cantidad, pero finalmente engendró sólo dos hijos, Efraím y Menashé. Pero, ¿qué se hizo de los otros diez que debían nacer? Es por haber vertido el semen entre las uñas de sus manos. Hasta acá las palabras de la sagrada Guemará

Закладки россыпь в Строителе Quien mantiene relaciones con una gentil no judía, su alma vuelve reencarnada en un perro

Dice el Santo Arízal en su libro, (Shaar Rúaj Hakodesh): Dijeron nuestros Sabios, de bendita memoria, que quien mantiene relaciones con una mujer no judía se enlaza con ella como un perro. Explican que se refiere a que “quien mantiene relaciones con una mujer no judía volverá, tras su muerte, reencarnado en un perro” (obviamente que no hay que desesperar, ya que todo el que haga teshuvá, Di-s lo perdona

De aquí podemos entender una maravillosa explicación sobre el versículo “Sus pies fueron lacerados con grillos, y su alma fue aprisionada por hierros” (Salmos 105). Entendemos que Yosef estaba por usar su semen con esa mujer gentil no judía, pero la visión de su padre lo salvó. No obstante, si hubiera mantenido relaciones con ella, Yosef debería haber vuelto en reencarnación dentro de un perro; Pero al no haber pecado, se salvó de esa reencarnación. De todos modos, pecó con el pensamiento y vertió semen entre las uñas de sus manos

 

 כלב En lugar de haber reencarnado o quedado atrapado como un perro que en hebreo se dic

que significa (soga/atado) osea los 10 anos que paso Yosef en la carcel, un ano por cada gota derramada כבל le dieron como castigo 

y allí pasó 10 años de su vida que depuraron las 10 gotas de semen perdidas. El versículo dice: “Sus pies fueron lacerados con grillos, y su alma fue aprisionada por hierros”, el estar encerrado en la cárcel se considera como si hubiera reencarnado dentro de un perro, . ¿por Por qué dice “su alma”, cuando debería decir su cuerpo, ya que es el cuerpo el que está en la cárcel? Se explica que la estadía allí de su cuerpo, se considera como si su alma se reencarnó en un perro. Hasta aquí las palabras del Santo Arízal.

Podemos entender cuántos sufrimientos y penas puede recibir el hombre que continúa pecando con una mujer gentil, realmente no puede ni imaginar de dónde llegarán las desgracias si no interrumpe el pecado de inmediato.

Quien mantiene relaciones con una mujer no judía no sólo se perjudica a sí mismo, sino también a todo el Pueblo de Israel

Una cosa debes saber y recordar, después de haber leído esto: si- Di-s nos libre, - se apodera de ti el Instinto del Mal y te incita a pecar, recuerda que ¡sufrirás mucho! Por lo que debes ser inteligente y pensar qué ganarás pecando: tremendas penas que duelen como la muerte, y una sensación de vacío abismal, después de un tiempo. ¡Detente! Estamos aquí para ayudarte, deja de pecar con gentiles. Está en tus manos salvarte, no solo a ti mismo en particular, sino a todo el pueblo en general. Ya que quien mantiene relaciones con una mujer no judía no sólo se perjudica a sí mismo, sino también a todo el Pueblo de Israel. Es Por eso, que cuando se posa sobre nosotros la vara de la Justicia Divina, golpea a justos y a malvados por igual, ya que todo el pueblo de Israel están ligados unos con otros, tal como ocurrió en la Meguilá de Purim, en base a este pecado.

מעשה שהיה הארי והעשיר והכפית

Una historia verídica que ocurrió con

nuestro maestro el santo Arízal

Se cuenta sobre el Santo Arízal que era famoso por su sabiduría y profundo conocimiento del alma. En esa época vivía un hombre muy rico en la capital de Turquía, Kushta, y era ministro de economía del gobierno. Escuchó que se hablaba mucho sobre el Santo Arízal, que sabe cosas ocultas de la gente y lo que piensan antes de llevarlo a la práctica. Que todos los sabios de las naciones también lo admiran y alaban después de haber corroborado las maravillas y los milagros que hacía. Decían que era como los antiguos profetas, podía leer la frente y la palma de la mano de la gente, entendía de astrología, de asuntos de almas perdidas y reencarnaciones, y hacía volver a mucha gente en teshuvá. A cada uno le decía quién había sido en su anterior reencarnación anterior y cómo debía corregir los errores y defectos de vidas pasadas, según las raíces de sus almas. También era capaz de decir a cada uno cuáles eran sus pecados desde que nació, aunque la misma persona ya los ha olvidado, ya sea un pecado público o hecho a escondidas. Sabía sacar almas extrañas dentro de un poseído, podía curar gente que enloqueció a través de nombres sagrados, y el Profeta Eliyahu se le presentaba a menudo para enseñarle secretos del cielo y de la tierra.

Al oír todas éstas grandes alabanzas referentes al Santo Arízal, el ministro de Kushta se rio y se burló sin creer en la veracidad de los cuentos. Cierta vez mientras tomaba vino de un no judío, se burló diciendo: Tomo esta copa de vino a la salud del gran Rabino Arízal que sabe las cosas ocultas de la gente.

El Santo Arízal estaba estudiando con sus alumnos, y de pronto comenzó a reír. Los alumnos le preguntaron: “¿Por qué se ríe, Maestro?” Les respondió: hay “Hay un hombre en Kushta que se ríe de mí y hace tal y tal cosa. Dentro de diez días vendrá aquí, a Tzfad, a probarme, y él mismo es la reencarnación de Ajhav, el rey de Israel

Pasaron diez días y llegó el hombre para corroborar personalmente si eran ciertos los rumores que se oían sobre el Santo Arízal. El hombre preguntó: “¿Puedes decirme qué he hecho ayer por la noche?” Le respondió el Arí: “Sí. Has hecho tal y tal cosa.”. El hombre muy asombrado dijo: “Es cierto. Eso es lo que he hecho.”. El Santo Arí agregó: “Tú has hecho muchos pecados que Di-s aborrece.”. Luego, ingresaron solos a una habitación y le dijo en privado: el “El día tal, has hecho tal y tal cosa; y en la época tal, has mantenido relaciones con tu sirvienta

El hombre respondió: “es Es cierto todo lo que me has dicho, salvo el asunto de la sirvienta, no he hecho eso, . Sería una vergüenza y una denigración para mí hacerlo.”. Le dijo el Santo Arízal: “Diré unos nombres sagrados y la mujer aparecerá aquí y ella te dirá lo que hiciste.”. Al instante, nombró pronunció unos nombres sagrados y, con la fuerza de la pureza, apareció la sirvienta frente a ellos como si estuviera viva, saliendo del cuerpo del hombre rico como si fuera estuviera pegada a él. Al verla, el hombre retrocedió y se desmayó mientras gritaba: “Señor Rabino, ¡tenías razón en todo!” De tanta vergüenza estaba al borde de la muerte, luego se compuso y cayó ante los pies del Rabí y le rogó con el corazón destrozado, que lo sacara de ésta situación

Entonces le dijo el Santo Arízal: “¿Ahora crees en las palabras de nuestros Sabios, quienes advirtieron que quien mantiene relaciones con una no judía se le enlaza como un perro y no lo abandona? Salvo quien vuelva en teshuvá, eleve plegarias y sinceras oraciones a Di-s, ; sólo entonces, ella se alejará de él.”. Respondió el hombre: estoy “Estoy dispuesto a recibir sobre mí las cuatro muertes que decretaba el Tribunal Rabínico antiguamente, con tal de apartar a esa sirvienta de mí y que no se vuelva a apegar a mí, nunca más.”. Le dijo el Arí: “Escucha, : si tú quieres que te abandone y no vuelva más, estás condenado a recibir la pena de muerte: quemado por incineración.”. –“Haré lo que me indique”s-, dijo el hombre mientras tomaba dinero de su bolsillo y pedía que le compren leña para preparar el fuego y morir quemado. El Arízal le explicó:“La pena de muerte quemado por incineración no es con fuego y leña, ; es con plomo candente, derretido al fuego, ; luego abres tu boca y se ingresa el plomo ardiente que quemará tus órganos internos. Esa es la pena de muerte que dictamina la Torá

Así se propusieron hacer compraron plomo y lo colocaron al fuego hasta que estaba incandescente; . Mientras el hombre presenciaba todo, el Arízal le pidió que se confesara antes de morir. El hombre confesó su pecado. El Arízal le dijo:“Acuéstate sobre la tierra y abre tu boca.”. El hombre rico se acostó y abrió su boca, entonces el Santo Arízal tomó un poco de dulce mermelada sobre una cucharita y la colocó dentro de su boca, diciendo:“Tu pecado y tu culpa se perdonarán y también el Todopoderoso te absuelve de la pena de muerte.”.

Luego lo ayudó a levantarse de la tierra y le enseñó varias cosas que debía hacer para remendar su alma, ; entre ellas le ordenó leer cada día 5 hojas del Libro del Zóhar, aunque no las comprendiera. Así volvió el hombre en sincera teshuvá, se quedó a vivir en Tzfad y allí murió.

De ésta historia podemos comprender, querido lector, qué es lo más importante ante los ojos de Di-s: el corazón del hombre. Si tú vuelves en teshuvá sinceramente, Él recibirá tus plegarias y te perdonará. Por consiguiente, debes estudiar un poco de reglas morales del judaísmo, de modo que tú mismo seas tu propio juez, y, consecuentemente, se anularán los juicios en el cielo